1Aporte por casi cien millones de pesos entregó INDAP a 80 beneficiarios para la construcción de invernaderos, sistemas automatizados de riego, compra de semillas, y herramientas, entre otras demandas recurrentes del sector.

 

“Para poder comprar un sistema de riego habría tenido que vender mi parcela y ahí me quedo sin agricultura”, sentencia Regina Álvarez, 74 años, una de las seis beneficiadas con el programa de Riego de INDAP. Ahora deja definitivamente la manguera y su predio ubicado en el sector de Pampa Redonda lo regará a través de una moderna tecnología. El monto total de la inversión alcanzó los $27.032.330 de pesos.
Irene Martínez Gil, recibió dos millones 600 mil pesos del programa de Incentivo Fortalecimiento Productivo, IFP, para un construir un galpón, en el kilómetro 46 de la isla Navarino, en la comuna de Cabo de Hornos: “Donde vivo todo es más caro y sin el aporte de INDAP no podría ni siquiera pensar en tener un galpón para los animales. Este invierno fue difícil y tuvimos caminos cortados”, explica Martínez, una las 46 usuarias beneficiadas.
El IFP es una iniciativa que apoya y fomenta la actividad agrícola, con la adquisición de infraestructura y herramientas necesarias, así también el apoyo en la construcción y arreglo de invernaderos. En esta ocasión se benefició a 46 usuarios, 36 de Punta Arenas y 10 de Puerto Williams. El monto total alcanzó los $43.672.922.- pesos
Otros 29 millones de pesos fueron entregados a 29 usuarios por el Fondo de Apoyo Inicial, FAI de INDAP. La iniciativa permite la compra de insumos para iniciar la actividad agrícola, como semillas, plántulas y otros elementos. Monto $29.000.000.- pesos.
La actividad realizada en la parcela de Teresa Colín, contó con la participación de los pequeños agricultores y las autoridades. En la ocasión, los presentes dieron el “vamos” a la producción hortícola local, con la entrega de recursos.
“Estamos iniciando la temporada agrícola, con un invierno difícil. Esto significa arreglar invernaderos, remover la tierra, y comenzar la siembra de plantines, en algunos casos. Creemos que en el mes de octubre ya deberíamos contar con algunos productos frescos en el mercado”, explicó Víctor Vargas, director regional de INDAP.
La autoridad del agro precisó que el apoyo económico es fundamental en la región. “Por distancia y clima los costos de la agricultura local son más elevados que en el resto del país y para contar con productos de calidad, inocuos y con el sabor sano de la Patagonia se hace un deber apoyar a los pequeños agricultores, porque difícilmente podrían realizar las costosas inversiones que significa producir en la Patagonia”, señaló Vargas.
Una de las principales ventajas de la producción local de hortalizas la constituye la calidad fitosanitaria, terneza y frescura del producto; sin embargo, los costos de producción son elevados, debido a diversos factores como clima y lejanía de centros proveedores de insumos, entre otras. De ahí que el apoyo del INDAP y el compromiso del gobierno regional sea fundamental para alcanzar una dieta sustentable y productos de óptima calidad.
Por su parte, la gobernadora de Magallanes, Paola Fernández, valoró el interés por mantener la Agricultura Familiar Campesina, y el esfuerzo que realizan hombres y mujeres en este extremo del planeta. “Estamos igualando las oportunidades e invirtiendo en el futuro de Magallanes, los agricultores potencian y mejoran nuestra dieta, ellos son responsables en el fondo también de la buena salud. Tenemos que elegir y optar por sus productos”, indicó.
Para la seremi de Agricultura, Etel Latorre, la Agricultura Familiar Campesina está ligada de manera indisociable a la seguridad alimentaria mundial. “La agricultura familiar rescata los alimentos tradicionales, contribuyendo a una dieta equilibrada, a la protección de la biodiversidad agrícola y al uso sostenible de los recursos naturales”, aseguró Latorre.
En la actualidad, los agricultores de Magallanes han demostrado QUE ES POSIBLE hacer agricultura de calidad. Y sus productos son apetecidos por el retail, superando rigurosas exigencias y por los consumidores que eligen y saben del sabor sano de la Patagonia.

CMC_0613

4