Ministro (S) MenaMarcelo Mena Carrasco, Ministro (S) del Medio Ambiente, viajó hasta la ciudad de Punta Arenas para conocer el trabajo que están realizando científicos de la NASA y del Centro de Investigaciones atmosféricas de Estados Unidos, quienes se encuentran estudiando el rol del Océano del sur en el intercambio de Oxígeno y Dióxido de Carbono.

Un verdadero laboratorio en el aire, es el que están utilizando catorce científicos, quienes a bordo de un avión de la NASA, están estudiando las emisiones de dióxido de carbono (CO₂) y los lugares y elementos que lo absorben en el océano, con el objetivo de ver el efecto de éstos sobre el clima.

Las investigaciones las realizan a bordo de un avión de la NASA, que está dotado de equipos de medición, los cuales durante las 8 horas que dura cada vuelo, van midiendo distintos compuestos químicos que existen en la atmósfera.

Chile se transformará en un país protagónico, respecto al cambio climático, ya que como explicó el Ministro (S) Mena: “la Cop de París, abogó por relevar el rol de los océanos en la captura de carbono, la importancia que tienen los océanos en protegernos del cambio climático. Cuando hay actividad biológica, estos actúan como verdaderos bosques que consumen el CO2 que causa el cambio climático. Por eso, entender mejor los procesos que capturan carbono es fundamental, así que por lo tanto para el ministerio del Medio Ambiente es muy grato ver cómo la ciencia está preocupada de lo que Chile destacó dentro de la cumbre climática de París”.

Los océanos con bajas temperaturas, disuelven grandes cantidades de gases, lo que sumado al metabolismo de las algas y los distintos microorganismos que albergan los océanos sean claves respecto a la absorción de CO₂.

Ernesto Díaz, científico de la NASA, manifestó que: “el objetivo principal es ver como los gases se están intercambiando entre la atmósfera y el mar, además estamos viendo que cantidad de CO₂ y Oxígeno y después lo comparamos con la cantidad de algas y la productividad que hay en el mar. Los científicos esperan poder hacer estudios del clima con estos datos”.

¿Por qué Magallanes?

El Dr. Britton Stephens, del National Center Atmospheric Research (NCAR), destacó que: “Nos interesa el tema del sur de Chile, de la Antártica, porque no ha sido estudiado, hay procesos biológicos, procesos que no se han estudiado, porque es un lugar muy remoto. Se estudian los intercambios de gases en este avión, que tiene múltiples instrumentos que son capaces de medir múltiples instrumentos químicos en los cuales se pueden estudiar bien los intercambios de compuestos químicos entre el Océano y la atmósfera”.

Una de las características ambientales que llamó la atención de estos científicos, es que en el sector existen menos compuestos químicos industriales en la atmósfera, siendo un aire más limpio que en el hemisferio Norte.

Otro de los aspectos importantes para este estudios, según lo que detalló el Dr. Stephens, es que: “El rango del avión permite volar hacia el Pacífico, hacia el Atlántico y hacia el sur, se puede ver lo que pasa viento arriba, viento abajo del Océano y también dentro de la Antártica y también en el océano abierto hay diferencias importantes también. Mientras van viendo hacia el sur, lo que ven es que el océano antártico está consumiendo gran nivel de CO2 y está produciendo mucho oxígeno basado en la actividad biológica que está produciendo hoy día”.

El proyecto denominado ORCAS, por su sigla en inglés, es financiado por la Fundación Nacional de la Ciencia de Estados Unidos (NSF) y la NASA, quienes estarán en Magallanes hasta fines de febrero, cuando retornen a sus lugares de origen a analizar las muest
ras colectadas y evaluar y publicar los resultados obtenidos.

FUENTE: JANINA SANHUEZA, PERIODISTA SEREMI DEL MEDIO AMBIENTE REGIÓN DE MAGALLANES Y ANTÁRTICA CHILENA