Aseguró el experto español, José Guerrero Cruz:
“Las diez cooperativas más grandes del mundo están en los países de más alto desarrollo”

cmc_1088El seminario organizado por la Secretaría de Agricultura, INDAP y ProChile, explicitó las ventajas y oportunidades de la asociatividad en los actuales mercados

El riesgo, la falta de experiencia, información, y la insuficiencia de instrumentos económicos, asoman como la causa inmediata de los fracasos. Una receta eficaz es la asociatividad. Pero el ejercicio cuesta, a veces por cierto prejuicio ideológico, otras netamente por desinformación.
Así quedó demostrado en el Taller “Oportunidades y Experiencias Cooperativas”, dictado por el experto español José Manuel Guerrero Cruz, Ingeniero de la Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio de la Junta de Extremadura.
Según el experto, las agrupaciones de mayor éxito económico son las cooperativas que en la región de Magallanes -hasta antes del año 1973- tuvieron un pasado glorioso.
La idea básica de estas organizaciones se sustenta en la posibilidad de que varios pequeños agricultores o ganaderos puedan acceder al mercado en conjunto, y así negociar y resolver sus problemas económicos para crecer y poder satisfacer la demanda.
“Los principios cooperativos son internacionales, y no es casualidad que en los países más desarrollados el cooperativismo sea una realidad. Ahí están las más grandes y eficientes cooperativas, se trata de un modelo interesante de imitar”, explicó Guerrero.
Idea refrendada por la seremi de Agricultura, Etel Latorre. “Queremos levantar el tema en Magallanes, porque es una tremenda oportunidad. Indap tiene instrumentos que facilitan la asociatividad e instrumentos productivos. A través de la agrupación es más fácil salir adelante, hay una valoración del trabajo. La riqueza es muy grande en el cooperativismo”, precisó.
Aseguró que también existen otras organizaciones de carácter funcional, lo importante es construir de manera colectiva estrategias que permitan a los pequeños agricultores sostenerse en el mercado.
Por su parte, el director de INDAP, Víctor Vargas, aseguró que las ventajas de este tipo de organizaciones son evidentes y a corto plazo, porque ayudan a disminuir costos.
Otra ventaja es que pueden asegurar los precios de mejor forma, mantenerse en el mercado y comprometer en su oferta una producción constante.
“Asociarse es sumar, añadir esfuerzos individuales a los logros colectivos. En el caso de la pequeña agricultora es más importante aún porque significa abrir los sueños y romper la vasija que limita el crecimiento económico. Hoy día, la acción que plantea INDAP, permite rescatar, acoger y dar vida, con el apoyo técnico y financiero a los sueños de nuestras organizaciones”, indicó Vargas.
La iniciativa organizada por la Secretaría de Agricultura, INDAP y ProChile, se desarrolló en las ciudades de Puerto Natales y Punta Arenas, donde participaron cerca de 50 pequeños agricultores y ganaderos. Este miércoles 5 de octubre está programado en la ciudad de Porvenir.