Durante capacitación de dos días realizada a 40 usuarios en la comuna de Punta Arenas

«Las Capacitaciones forProdesal seminario (3)talecen las Competencias de los Pequeños Agricultores y marcan la pauta párr Superar con Conocimientos la rigurosidad Que Impone la faena agrícola en la Patagonia», Expreso.

 
“Cultivo de tomate y pepino” y el “manejo de invernaderos y control de plagas y enfermedades” fueron los dos talleres que dieron inicio a la nueva temporada 2015-2016 del Programa de Desarrollo Local, PRODESAL, en la comuna de Punta Arenas.    La actividad de dos días contó con la participación de cerca de 40 pequeños agricultores que siguieron atentos la charla de los especialistas.

En la ocasión, la experta en hortalizas, Pilar Díaz Royo, dio cuenta del cuidado, y las mejores técnicas para producir frutos hortalizas de calidad en la zona austral.

Mientras que ingeniero agrónomo y profesional de apoyo de INDAP, Andrés Ayala, explicó las tecnologías y las innovaciones que ayudan a mejorar la producción bajo invernaderos.

Para el Director Regional de INDAP, Víctor Vargas, el apoyo del PRODESAL es clave y la primera etapa para quienes comienzan en el trabajo agrícola.  «Ahí el productor se hace usuario del servicio y entra a la red de asistencia que otorga el Estado.  Esta iniciativa, generalmente, se trabaja en conjunto con las municipalidades, ellas cumplen el rol ejecutor, donde INDAP transfiere recursos por medio de un convenio de colaboración, los que complementan con los recursos propios de las comunas”.

Vargas precisó que “los montos traspasados deben destinarse a la contratación de un equipo técnico que entregue asesoría permanente a los agricultores del programa. Adicionalmente, INDAP dispone recursos para inversión y capital de trabajo”.

Asimismo valoró el trabajo que realizan los profesionales encargados de llevar adelante el PRODESAL de Punta Arenas.

“Hay un equipo reconocido y muy valorado por parte de los agricultores, ellos acompañan a los agricultores y su labor es fundamental. De igual forma las capacitaciones que ayudan a fortalecer las competencias y marcan la pauta para superar con conocimientos la rigurosidad que impone la faena agrícola en la Patagonia”, expresó.

Actualmente el PRODESAL en Punta Arenas apoya a cerca de 85 familias en las tareas de fortalecer sus sistemas productivos y actividades conexas, procurando aumentar ingresos y mejorar su calidad de vida.