Iniciativa favorece la tecnificación, ahorro y conservación del recurso
500 millones para apoyar proyectos de riego de la pequeña agricultura familiar campesina

– Comisión Nacional de Riego, CNR, responde a demanda de INDAP en la región

RIEGO

La cosecha de agua a través de la instalación de geomembranas permite capturar el agua lluvia.

 

La paradoja es que en Magallanes sobra el agua, pero no hay para regar: “No tenemos ninguna represa que permita concentrarla ni tampoco un sistema de riego para recuperar praderas, aumentar las siembras; por otro lado, los sistemas tecnificados que facilitan el ahorro, la conservación y el aprovechamiento del recurso son muy escasos”, advierte Víctor Vargas, director de INDAP, y al mismo tiempo asegura que esa historia cambiará radicalmente con la creación de Programa Especial de Fomento de Riego, iniciativa que por primera vez “inyecta recursos que superan los 500 millones de pesos”.
El programa de CNR está orientado a bonificar proyectos de tecnificación de riego de los pequeños agricultores y pueblos originarios. El objetivo es aumentar o mantener la superficie de riego, con un enfoque integral, desarrollando una mayor eficiencia y promoviendo el desarrollo sustentable de la actividad agropecuaria.
Cada proyecto podrá obtener un subsidio del estado de hasta 400 UF, financiando el 90% de las obras y estudios.
Junto con invitar a los usuarios de INDAP a postular acercándose a las oficinas de desplegadas en toda la región, Vargas indicó que este es el primer concurso específico para Magallanes que disponen de $500 millones, y también una oportunidad para quienes son agricultores, artesanos rurales y aún no son usuarios de INDAP, puedan beneficiarse con los programas, incentivos y recursos que dispone la institución.
“Hoy más que nunca se hace necesario generar un cambio cultural e institucional que permita cuidar y usar el agua de manera racional y con conciencia de lo esencial que es para la vida humana y para el desarrollo”, indicó Vargas.
Por su parte, Petar Bradasic, jefe de Fomento de INDAP, precisó que la iniciativa tiene como prioridad apoyar proyectos que ayuden a tecnificar el riego y mejorar el uso del agua, asegurando el ahorro y la conservación del recurso. “Lo esencial es contar con agua para hacer agricultura, aprovechando los instrumentos que otorga el Estado a través de INDAP y la Comisión Nacional de Riego”, explicó Bradasic.
Los fondos disponibles permitirán cofinanciar pozos, norias, estanques, sistemas de riego por goteo, aspersión, bombeo con energía fotovoltaica, eólica o hidráulica, sistemas de cosecha de aguas lluvia para los que no cuentan con fuente de agua natural, como también la instalación de biofiltros, dispositivos ultravioleta, y otros elementos destinados a mitigar la contaminación de las aguas de riego.
La inversión en este tipo de obras y equipos permite mejorar y optimizar la gestión del agua para la explotación agropecuaria, mitigar los efectos de la contaminación de las aguas, o utilizar energía renovable no convencional.

Experiencia destacada
Una de las experiencias destacadas en Punta Arenas por Indap es la del pequeño agricultor Osvaldo Neguelquín que riega seis invernaderos de 300 metros cuadrado cada uno, con un costo mensual de “cero peso”.
La receta impensada en las latitudes australes se basa en la fuerza del sol que, a través de paneles fotovoltaicos, mueve los motores para sacar el agua de un pozo y trasladarla hasta un sistema tecnologizado de riego por microaspersión.
La inversión total hace tres años alcanzó los $8.232.571 pesos, de lo cual INDAP subsidio $6.000.000. Hoy día está totalmente recuperado el gasto inicial, sostiene Naguelquín.
“Una parcela de iguales características el gasto en riego oscila entre 80 mil 100 mil pesos. Y ya estoy vendiendo hace dos semanas en Unimarc mis productos”, explica.
El equipo fotovoltaico de 12 paneles tiene una potencia máxima de 2,7 KW, siempre que haya una radiación de 1.000 watts por m2.
Además está dotado con un sistema de riego de microaspersión de 0,44 has que riega un total de 2 hectáreas.
“Esta historia hay que replicarla. Es una tecnología probada que funciona y permite ahorrar costos. Hay una inversión que se recupera rápido en el tiempo y el costo energía, sobre todo en el tema riego es muy importante. Otro elemento es el costo ambiental y hay que considerarlo. Es notable que funcione en la Patagonia”, valoró Víctor Vargas.
La autoridad invitó a los pequeños agricultores a atreverse a utilizar tecnologías renovables, con el apoyo del Estado. “Hoy están los instrumentos y los recursos impulsados por la Presidenta de la República”, precisó.

RIEGO 2

El Ministro Carlos Furche, en su última visita a la región e Magallanes conoció la experiencia de Osvaldo Neguelquín, una iniciativa que INDAP llama a replicar. Aprovecha la energía solar para trasladar el agua hasta sus invernaderos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente Comunicaciones INDAP Magallanes